Negociar o no Negociar

En este terreno, la abogada laboralista Natalia de Diego cree que si bien es cierto que los conflictos colectivos tienen un papel protagónico, hay que buscar métodos para solucionar conflictos y no ceder ante niveles de violencia, extorsión, piquetes, boicot, sabotajes, bloqueos. “Hay que encauzar el conflicto por la vía legal”, dice. Aquí, según la especialista, se debe analizar cuál es la capacidad de la compañía para tolerar una medida de fuerza y recomienda, además, emplear algunas técnicas de negociación ya que, según sus palabras, la confrontación no es el camino.

“En primer lugar, se trata de administrar el conflicto de la mejor forma posible. Para enfrentarlo se necesita una buena base estratégica. Hay que dialogar. Diálogo más negociación es la única combinación posible para lidiar con la conmoción sindical y la alta conflictividad laboral”, dice De Diego.