Galliano vs. Dior

En el affaire Galliano también se discute si era empleado o no de Dior. “El trabajador en relación de dependencia es un trabajador subordinado”, explica Julián de Diego, del estudio homónimo. “Es muy difícil pensar que Galliano recibía directivas y estaba subordinado jerárquica, técnica y económicamente. Se puede dudar de que era un empresario independiente”, dice, pero enseguida advierte que, por otro lado, a un autónomo no se lo puede sancionar tal como hizo Dior.

En nuestro país se presume la existencia del contrato de trabajo. Natalia de Diego, abogada de De Diego & Asociados, explica que “si el trabajador invoca que existe una relación laboral, el empleador debe demostrar elementos de prueba que acrediten lo contrario”.