El bono de fin de año actuó como valla de contención y sería un nuevo salario.

El bono de fin de año actuó como valla de contención y sería un nuevo salario.
Fuente: cronista.com
Autor: Julián A. de Diego
Fecha: 27-12-16

Julián A. de Diego
Los bonos de fin de año fueron una valla de contención parcial y relativamente ineficiente frente a muchas tensiones sociales.

Seguir leyendo El bono de fin de año actuó como valla de contención y sería un nuevo salario.

El bono de fin de año actuó como valla de contención y sería un nuevo salario

El bono de fin de año actuó como valla de contención y sería un nuevo salario

El bono de fin de año actuó como valla de contención y sería un nuevo salario

Los bonos de fin de año fueron una valla de contención parcial y relativamente ineficiente frente a muchas tensiones sociales.

Los montos variaron entre los $ 2000 originales pactados entre un sector del empresariado y la CGT con el patrocinio del Gobierno nacional, hasta superar diez veces el valor original.

El subsistema creado, que sería de pago único por este año, ya que el próximo veremos, ya que lo único y lo provisorio en nuestro país es permanente y definitivo, e irradió distintos efectos indirectos.
Por ejemplo, casi tres millones de jubilados que perciben el haber mínimo de $ 5661 cobrarán un bono de $ 1000.

A su vez, los agentes que prestan servicios en el Estado Nacional tendrán un bono de entre $ 2000 y 3500. El monto varía de acuerdo con el escalafón y el personal jerárquico fue excluido, pero se incluirá a los contratados.

Otro tanto ocurrirá con los planes sociales que recibirán un pago extra de $ 1000. El beneficio alcanza a 2,7 millones de familias. El costo para el Estado de este ítem será de $ 2700 millones.

Los aceiteros recibirán $ 13.700 en diciembre y $ 7800 en enero, lo que totaliza $ 21.500 según cerró el jueves pasado la Federación de Trabajadores Aceiteros lo que superó al resto de los gremios. Yofra -parte la CGT-con empresas multinacionales como Nidera, Molinos, Dreyfus y Cargill, concluyó el año con un sueldo básico se elevó a los $ 19.690.

Los ferroviarios acordaron de bono la suma de $ 5000, los bancarios con Sergio Palazzo liderando la Asociación Bancaria (AB), lograron entre $ 8000 y $ 12.000, y Camioneros, que conduce Hugo Moyano, se hará de $ 7260 no remunerativos y en cuotas.

Por su parte, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) cerró un bono de para los trabajadores del Subte con una única cuota fija de $ 5000 y dos cuotas extras variables, sumado al adelanto de paritarias de 2017. Eso implica que, según la categoría, cobrarán entre los $ 10.300 y $ 13.000 netos.

El rubro Alimentación de Rodolfo Daer obtuvo el beneficio de $ 2500 a $ 4000; los trabajadores asociados en UTEDyC (entidades deportivas y civiles) $ 2000; los empleados judiciales porteños, entre $ 4500 y $ 9500; y los encargados de edificios de FATERyH, $ 2000.

Los criterios fueron muy dispares, pero se podrían sintetizar en cuatro grandes grupos:

-A. Los que buscaron un mínimo común denominador, cuando la actividad estuvo recesiva, y por ende se aproximaron a los $ 2000 o no lograron un monto general y dejaron a las empresas libradas a su propio criterio;

-B. Los que lograron fijar montos por categoría o por segmentos de ingresos, y que en general tuvieron un año positivo y rentable, y por ende, el bono se diferenció según los niveles de ingresos;

-C. Los que tuvieron un año próspero, que en general pujaron por lograr buenos bonos, como ocurrió con la actividad bancaria, o que fijaron un bono en segmentos y en cuotas o relacionados con los niveles de actividad o con las horas extras, con retribuciones variables que se podían pagar con las vacaciones; y

-D. Los que tienen un poder de daño superlativo dentro de las campañas y etapas de la producción, y por ende lograron valores excepcionales, como los aceiteros.

El bono de fin de año es y fue de pago único, de carácter no remunerativo, y se constituyó en un refuerzo del aguinaldo. Si hacemos cuentas de la incidencia en cada uno de las actividades, podríamos concluir que el bono tiende a contribuir a que el aguinaldo sea de un salario completo en la segunda cuota. En otras palabras, si el SAC o sueldo anual complementario es el salario número 13, el bono podría llegar a ser el salario número 14.

Como las tendencias requieren de una segunda experiencia, deberíamos esperar lo que ocurra a fin del 2017 para ver si las expectativas se convierten en realidad.

JULIÁN DE DIEGO

JULIÁN DE DIEGOProfesor de Derecho del Trabajo y Director del Posgrado UCA

Reformas laborales que se oponen a los objetivos de productividad y competitividad

Reformas laborales que se oponen a los objetivos de productividad y competitividad

Otra vez a alguien ‘se escapó la tortuga’, en esta oportunidad a través de una serie de reformas que fueron introducidas por la oposición con la aprobación de Cambiemos en la Ley de Contrato de Trabajo, que operan claramente en contra de los objetivos de productividad y de competitividad planteado por el Presidente Macri y que requieren las empresas para generar nuevos empleos. Veamos las reformas.

El art. 255 de la Ley de Contrato de Trabajo establece que las indemnizaciones se compensarán por el valor nominal y no por el valor actualizado. Por ende las indemnizaciones abonadas en casos de extinción preexistentes, solo serán deducibles por su valor histórico generando un nuevo costo laboral.

En cuanto al art. 147 LCT establece que la traba de cualquier embargo preventivo o ejecutivo que afecte el salario de los trabajadores se deberá instrumentar ante el empleador para que éste efectúe las retenciones que por derecho correspondan, no pudiéndose trabar embargos de ningún tipo sobre la cuenta sueldo. A su vez, trabado el embargo, dentro de las cuarenta y ocho (48) horas, el empleador deberá poner en conocimiento del trabajador la medida ordenada, debiendo entregar copia de la resolución judicial que lo ordena. Otro nuevo requerimiento administrativo bajo responsabilidad del empleador.

En cuanto al art. 75 LCT establece la reforma más preocupante, al habilitar al trabajador a rehusar la prestación de trabajo, o sea a retener tareas, sin que ello le ocasiones pérdida o disminución de la remuneración, bajo una supuesta transgresión a las normas de higiene seguridad preventivas, siempre que exista peligro inminente de daño o se hubiera configurado el incumplimiento de la obligación, mediante constitución en mora, o si habiendo el organismo competente declarado la insalubridad del lugar, el empleador no realizara los trabajos o proporcionara los elementos que dicha autoridad establezca.

Una atribución que se puede transformar en un motivo más de extorsión por el accionar irresponsable de trabajadores, delegados o representantes gremiales. Las tres situaciones, peligro inminente, constitución en mora, o declaración de insalubridad, que son las condiciones sine qua non, para ejercitar el derecho a la exceptio non inadiplemti contractus.

En cuanto al art. 71 LCT los controles personales del artículo 70 de la LCT, referidos a la actividad del trabajador se le deben informar en lugar de notificar a la autoridad de aplicación. El artículo 70 establece que los sistemas de controles personales del trabajador destinados a la protección de los bienes del empleador deberán siempre salvaguardar la dignidad del trabajador, y por sistemas automáticos de selección, y los controles del personal femenino deberán estar reservados exclusivamente a personas de su mismo sexo.

En cuanto al art. 54 LCT plantea que idéntico requisito de validez deberán reunir los registros, planillas u otros elementos de contralor exigidos por las leyes y sus normas reglamentarias, por los estatutos profesionales o convenciones colectivas de trabajo, que serán apreciadas judicialmente según lo prescrito en el artículo anterior, que le concede al juez atribuciones para valorar sus alcances. En efecto, en caso de omisión de formalidades los jueces merituarán en función de las particulares circunstancias de cada caso los libros que carezcan de algunas de las formalidades prescriptas.

Se perdió la iniciativa en materia salarial el año 2016 y se la está perdiendo para el próximo año, se postergó el mandato presidencial de que los convenios colectivos deben ser renegociados íntegramente por productividad, se dejaron avanzar reformas laborales inocuas u obstructivas de todo futuro más alentador, y no existe un plan en materia laboral que exhiba una estrategia y objetivos claros. El Gobierno Nacional debe reencausar muchos temas pendientes, pero en materia laboral debe asumir la responsabilidad de liderar un cambio constructivo ya mismo.

JULIÁN DE DIEGO

JULIÁN DE DIEGOProfesor de Derecho del Trabajo y Director del Posgrado UCA

«Proyecciones 2017/2018»

«Proyecciones 2017/2018»
Fecha: 16-12-2016
Descripcion: Videoconferencia en vivo por streaming
Expositor: Dr. Julián A. de Diego
Contacto: conferencias@dediego.com.ar
CUÁNDO?
Viernes 16 de noviembre.-
de 09:00 a 11:00 hs

DÓNDE?
Modalidad a distancia (videoconferencia)

INFORMES:
Telefónicamente (5411) 4121-1100
o por mail a conferencias@dediego.com.ar

ARANCELES:
Costo del enlace:
No Clientes: $1200 + IVA
Clientes del Estudio: $1000 + IVA
Alumnos de las carreras de grado y posgrado de RRHH de las Universidades Nacionales: $500 + IVA
(Previa acreditación de la condición de alumno regular)

TEMARIO:

1. Ajustes Salariales convencionales, mandos medios y mandos superiores.
2. Proyecciones de empleo, desempleo y subempleo.
3. Las suspensiones y los despidos por crisis.
4. Los Proyectos de Reconversión y de Reestructuración Productiva.
5. Ausentismo, productividad, competividad en las relaciones laborales.
6. Relaciones gremiales, conflictos, la CGT y los nuevos sindicatos de izquierda, los simplemente inscriptos y la jurisprudencia de la Corte Suprema: «Alvarez c/ Cencosud», «ATE 1», «ATE 2», «Rossi» y «Orellano».
7. Medidas de fuerza atípicas, paros generales y nuevos horizontes en materia de negociación.
8. Los convenios colectivos por productividad y los aumentos salariales por inflación.

Contacto
Publicaciones
Manual de Derecho Laboral para Empresas 5ta
Julián A. de Diego
5ta Edición – Año 2015
Editorial: Errepar
Tratado de Derecho del Trabajo
Julián Arturo de Diego
Año 2012
Editorial: La Ley
Tratado del Despido y otras Formas de Extinción
Julián Arturo de Diego
Año 2011
Editorial: La Ley
Ver más publicaciones
Separador
Eventos
Copyright © 2007, DE DIEGO & ASOCIADOS – All rights reser