La CGT desafía los ajustes salariales y la reforma laboral

Un grupo con el rol de los combativos y desafiantes, otro grupo con la postura reivindicativa pero con apertura a la negociación, y un tercero, que hará el papel de mediador.

Edición impresa
Martes 23 de enero de 2018
Como un calco, el triunvirato muestra las internas de la CGT que todavía se mantiene unificada, pero sin dudas, vuelven a operar con la figura del malo, el bueno y el mediador.

El primero es el que toma la iniciativa de amenazar con ciertas medidas si no se cumplen otros tantos objetivos, los buenos son los que siempre mantienen los vínculos con la utopía de lograr un acuerdo favorable. El mediador es el que promete resolver la encrucijada con un marco previamente acordado con el malo y con el bueno, que en definitiva son sus mandatarios.

Seguir leyendo La CGT desafía los ajustes salariales y la reforma laboral