El estancamiento del empleo y la amenaza de la desocupación

Por más de seis años el empleo registrado privado no se ha movido de un total de 6.200.000 puestos de trabajo, y como veremos, no se puede apreciar que el nivel de desempleo se mantenga en el 9,6%, cuando se necesitan unos 200.000 puestos nuevos por año solo para cubrir el crecimiento vegetativo, o sea, por los jóvenes que se incorporan al mercado deducidos los que lo abandonan.

Publicado en El Cronista, martes 4 de diciembre de 2018
En el mes de septiembre se cayó a 6.185.900, a pesar de que se incrementó el registro de monotributistas en un 1% mientras que los autónomos cayeron un 0,7%, y las trabajadoras de casas particulares registradas creció 4,5%.

En el sector público, en donde deberían haberse congelado las vacantes y se debía reestructurar los ministerios unificados, el empleo sigue sin cambios, con el record del más de 3.160.000 agentes. Si computáramos solo las bajas generadas por jubilaciones, renuncias, fallecimientos, etc., la dotación del Estado en general debería caer por año en un 7%, o sea aproximadamente unos 200.000 agentes por año. Sin embargo, el nivel no ha dejado de crecer y se mantiene firme sin ninguna mejoría en cantidad y en eficiencia en general.   La mentada austeridad del estado nacional provincial y municipal brilla por su ausencia, salvo alguna honrosa excepción.

Seguir leyendo El estancamiento del empleo y la amenaza de la desocupación