Universidades: profesionales cultos destinados al desempleo

Nuestro sistema educativo primario y secundario, los contenidos de los programas, y la forma y modalidad de la enseñanza son de principios del siglo pasado, y no responden a las demandas y requerimientos modernos. Con unas pocas excepciones la universidad está también inmersa en la cátedra, en las clases de exposición magistrales, y sigue siendo una herramienta de trabajo la tiza y el pizarrón verde o negro y de vez en cuando una presentación con trasparencias.

Publicado en El Cronista, martes 05 de febrero de 2019
En Stanford University comprobé que cada aula es un taller de estudio, de investigación, de desarrollo y de iniciativa e innovación al servicio de los profesionales del futuro. El trabajo en equipos colaborativos, los esquemas de desing thinking (nuevos enfoques de análisis y práctica de la gestión), los proyectos creativos, la búsqueda de nuevos horizontes, el mindset (cambio de mentalidad con nuevos paradigmas), la práctica del mindfulness (meditación trascendental para el estado de conciencia total), la visión estratégica de largo plazo (Longview) fuera de la caja (out of the box) y otras herramientas forman parte de la capacitación y de la educación de avanzada.

La necesidad de enseñar negociación, resolución de conflictos, estrategia y tácticas la obtención específica de resultados, son importantes como las bases y fundamentos técnicos y científicos de cada profesión. Dotar a nuestros profesionales de habilidades, competencias y herramientas esenciales para resistir y superar las contrariedades, prevenirlos y equiparlos para enfrentar las tecnologías exponenciales no es un desafío de los países líderes, es también un deber de la nación para poder generar ciudadanos empleables bajo políticas de diversidad y de inclusión.

Seguir leyendo Universidades: profesionales cultos destinados al desempleo