“En este contexto, los despidos van a llegar solos; no hay decreto que los frene”

El especialista en derecho laboral describió la crítica situación de las empresas, sobre todo de las pymes, en un momento de fuerte impacto de la pandemia en la actividad económica.

Publicado en Infobae.com, 31 de marzo de 2020
Los despidos no se frenan por decreto en este contexto, es un locura pensar que eso se puede hacer. Se van a dar de hecho, solos, y serán informales en las empresas más chicas. La realidad de todos los días es muy distinta a lo pueda pensar un funcionario sentado en un escritorio que no tiene ni idea lo que pasa en estas compañías”, le dijo a Infobae el especialista en derecho laboral Julián de Diego.

«El 80% de las empresas privadas de menos de 50 personas no tiene recursos para pagar sueldos y cargas sociales. El Gobierno amaga con medidas de promoción, pero hasta ahora son muy tibias»

En un contexto en el que el Gobierno analiza algún tipo de suspensión de despidos por decreto –o al menos que no se pueda usar la situación de emergencia por la pandemia para hacerlo– y luego del fuerte cruce entre Alberto Fernández y Paolo Rocca, de Techint, por el anuncio de 1.450 despidos (que la empresa ratificó a pesar de la conciliación), De Diego reclamó medidas urgentes para todas las empresas, sobre todo las más chicas.

– ¿Cómo describe el contexto en el que están las empresas?

– La economía está sumergida por efecto de la pandemia en una catástrofe. No hay nada peor para una empresa que tener facturación cero, que lo que haya que cobrar esté diferido, porque no está funcionando la cadena de pagos. Las empresas están tratando de hibernar para saltar estos tres meses en los que habrá muchas vicisitudes. Buscan llegar a junio-julio, meses en los que aún se sentirá el impacto económico de la pandemia, pero quizás con el comenzó de la reactivación. En todas las crisis anteriores recientes la reactivación fue muy rápida, pero eso hoy parece muy lejano y más en un contexto que ya era de recesión. Algunos sectores estaban con buen nivel, como el turismo y la gastronomía, pero se cayó todo al sótano. La consigna ahora es sobrevivir, y nadie puede hacerlo manteniendo dotaciones a las que hay que pagarles sueldos. No lo pueden hacer ni las grandes, ni las medianas y mucho menos las compañías chicas que ya tienen problemas para pagar marzo. El 80% de las empresas privadas de menos de 50 personas no tiene recursos para pagar sueldos y cargas sociales. El Gobierno amaga con medidas de promoción, pero hasta ahora son muy tibias.

«Las empresas están tratando de hibernar para saltar estos tres meses en los que habrá muchas vicisitudes. Buscan llegar a junio-julio, meses en los que aún se sentirá el impacto económico de la pandemia, pero quizás con el comenzó de la reactivación»

– ¿Qué medidas cree que hay que tomar?

– Hay que postergar impuestos, IVA, anticipo de Ganancias, ingresos brutos. Las empresas con recaudación cero y sin facturar no tienen posibilidades de nada. Países como Francia, España e Italia ya decidieron la postergación de algunos impuestos y condonación de otros. También suspendieron planes de facilidades. Si saco un crédito al 24% con tres meses de gracia y 12 cuotas para pagar sueldos, en tres meses tendré que pagar sueldos más el crédito facturando cero. Es un beneficio absurdo. Lo que hay que evitar son los pagos. No se puede condonar el pago del IVA porque es una cadena, o Ganancias, si las tuviste, pero no se puede exigir el pago ahora. Tiene que haber postergaciones de todo por 90 días.

– ¿Estuvo bien extender la cuarentena?

– La cuarentena extendida por dos semanas es una estrategia para vencer la pandemia. Parece que va bien, si los datos que no pongo en duda son ciertos. La comunidad está actuando bien. Pero para hablar de recuperar la actividad hay que pensar de junio en adelante. Los hoteles y restaurante están paralizados a nivel cero, lo mismo que empresas muy exitosas que están con las plantas cerradas porque hacen productos prioritarios. Para todos hay que postergar pagos. Si van a seguir exigiendo, vamos a tener una lista de quiebras fenomenal. Serán formales en el caso de las más grandes y no tanto para las chicas que pasan por el juez, cierran y dejan a todos colgados. Hay que empezar por ellas, que son las más vulnerables. De lo contrario, nadie podrá salir de este esquema de catástrofe.

Por Julián A. de Diego.
Director del Posgrado en RR. HH. Escuela de Negocios de la U.C.A.