20 octubre 2022

LaborNet Nro 1348 “Paris: El conflicto de  Esso-ExxonMobil y TotalEnergies Relaciones Laborales Internacionales. Los motivos de la huelga en Francia y las reivindicaciones que han llevado al paro general”.

En Francia huelga de transportes y servicios públicos estratégicos buscan paralizar el país, el paro de la refinerías que provocó el desabastecimiento de combustible. 

La inflación en el país se sitúa en el 6,2% interanual en septiembre, según el índice armonizado europeo

Los trabajadores de Esso-ExxonMobil y TotalEnergies iniciaron a fines de septiembre una huelga para pedir un alza salarial, en un contexto de inflación que se sitúa en el 6,2% interanual en septiembre, según el índice armonizado europeo, y de «superbeneficios» de los gigantes energéticos.

Francia se preparó para vivir este martes una jornada de huelga general, principalmente en los transportes, para reclamar incrementos salariales, en un contexto social tenso marcado por el paro en refinerías que ha provocado el desabastecimiento de combustible en gran parte del país. Convocados por cuatro sindicatos, los franceses están llamados a un paro generalizado.

Aunque los primeros suspendieron su acción tras un acuerdo con la empresa estadounidense, los empleados de TotalEnergies recondujeron este lunes su paro, que afecta a cuatro refinerías -una de ellas fuera de servicio por razones técnicas- y cinco depósitos.

Los huelguistas consideran insuficiente el alza del suelo pactado el viernes para 2023 y quieren que sea mayor.

Al igual que en España y otros países vecinos, la inflación se ha disparado en Francia a raíz, entre otros motivos, de la guerra en Ucrania, situándose en el 6,2% interanual en septiembre, según el índice armonizado europeo. Desde mayo se aplica un aumento automático del salario mínimo del 2,65% basado en el incremento de la inflación observado el año precedente.

De cara a 2023, según acordó el viernes la empresa francesa y los sindicatos CFDT y CFE-CGC, que suponen el 56% de representación, la subida será del 7% y vendrá acompañada de unas primas de entre 3.000 y 6.000 euros

Los huelguistas quieren recuperar en los salarios lo que están perdiendo por la subida de la inflación y, aunque las reivindicaciones son sectoriales, los reclamos tienen puntos en común. El domingo, 140.000 personas, según la organización, y 30.000, según la policía, participaron en una marcha «contra la vida cara», convocada por la oposición de izquierdas.

Otras reivindicaciones

La Confederación General del Trabajo (CGT), apoyada por otros tres sindicatos menores en este paro, es la principal protagonista de este pulso al Ejecutivo de Macron. No solo le reprocha su reticencia a la compensación generalizada de la inflación en los salarios, sino sus planes de reforma, principalmente la relacionada con las pensiones.

En el comunicado de convocatoria de la huelga, los cuatro sindicatos y cuatro organizaciones juveniles que también lo firman, piden a “las trabajadoras y los trabajadores y a la juventud” que se movilicen “para el aumento de los salarios, de las pensiones, de los subsidios sociales y para la mejora de las condiciones de vida y de estudios”.

Dificultades para coger el transporte público

El ministro delegado de Transportes, Clément Beaune, avanzó en la radio France Inter que la huelga podría provocar la anulación de la mitad de trenes en algunas regiones. La empresa de transportes SNCF debe ofrecer sus estimaciones durante la tarde.

En la región de París, donde muchos trabajadores dependen del transporte público, la empresa gestora de la red RATP avanzó un tráfico «casi normal» en metros, tranvías y trenes de cercanías, y un mayor impacto en los autobuses urbanos.

Programe una reunión virtual para asesoramiento

Consulte con los Expertos de de Diego & Asociados para resolver todas sus necesidades y ayudarlo a implementar las soluciones legales que su empresa hoy necesita.
Puede escribirnos vía mail o iniciar un chat con nosotros.

A %d blogueros les gusta esto: