Las economías que dependan de la Nación sufrirán una crisis tras otra

Las economías que dependan de la Nación sufrirán una crisis tras otra
Fuente: La Gaceta de Tucuman – Economía
Autor: Julián Arturo de Diego
Fecha: 20-01-08


Dr. Julián Arturo de Diego
La negociación salarial 2008 repetirá el modelo del año pasado: la discusión se resolverá en Buenos Aires. La protagonista principal de la discusión salarial de 2008 será la inflación real y sostiene que es razonable un piso de aumentos del 15%


Julián de Diego afirmó que la negociación salarial 2008 repetirá el modelo del año pasado: la discusión se resolverá en Buenos Aires

Afirma que la protagonista principal de la discusión salarial de 2008 será “la inflación real” y sostiene que es razonable un piso de aumentos del 15%. Pero lamenta que, sepultada la posibilidad de celebrar el pacto social (la gran promesa de campaña de la presidenta Cristina Fernández) el modelo de negociación sea el mismo que el del 2007, es decir, centralizado en sólo tres actores: la CGT y de la UIA y en el Estado, sin la participación de las economías regionales. En una entrevista con LA GACETA, Julián de Diego, también se refirió a la necesidad de que las provincias empiecen, en serio, a diseñar modelos de desarrollo, que apunten al crecimiento sin dependencia de la Nación.

– ¿Qué se espera en materia de discusión salarial para este año?
– El Gobierno nacional anunció, primero, un pacto social que parte de la premisa de un gran acuerdo intersectorial donde el sector empresario, el sindical y el Estado convengan temas centrales y el marco que los limita. Hoy ya nadie habla del tema, de modo que es previsible que continúe el modelo de 2007. Por ende, habrá que esperar una pauta oficiosa en torno de la cual los gremios y las cámaras empresarias pactarían los ajustes salariales. Nuevamente se plantea la inequidad que imponen negociaciones centralizadas en Buenos Aires que no consideran las dificultades y el marco de las economías regionales. Un avance sería que cada región participe en la discusión salarial.

– ¿Cuál debería ser el piso de los incrementos?
– En un contexto precitado como este, la protagonista principal será “la inflación real”, y en torno de ella es probable que giren las negociaciones. Para el Indec la inflación fue inferior al 9% en 2007, mientras que las estimaciones privadas indicaban un piso del 17%. Puede ocurrir otro tanto en 2008, de modo que es razonable pensar en un piso del 15%. Los sindicatos pretenden ajustes superiores al 20%. El tema se dirimirá en las paritarias.

– ¿Cómo deberían fijarse las subas, por productividad, por inflación, cuál es la fórmula más adecuada?
– La inflación juega un papel distorsivo porque impone ajustes por el deterioro del signo monetario. Resulta claro en cualquier economía que las mejoras de salarios deben relacionarse con mejoras en la productividad y con la preservación de la competitividad de las empresas. Inversiones de mediano y de largo plazo, productividad y competitividad son esenciales para que las empresas inviertan, arriesguen y mejoren la calidad del trabajo, y el valor real de los salarios.

– ¿Cómo ve la política salarial del Gobierno?
– No hay cambios en la política salarial del Gobierno Nacional. Los salarios se discuten en las paritarias, a menudo, bajo presiones y conflictos que resultan irresistibles o insostenibles. Es importante que el Estado no pierda su rol de árbitro del conflicto social, preservando la institucionalidad y el cumplimiento de la ley.

– ¿Qué tan peligroso puede ser psara el sector empresario que haya aumentos injustificados?
– Todo aumento logrado en conflictos ilegales e irracionales producen distorsiones que pueden afectar gravemente el equilibrio, la subsistencia y la rentabilidad de las empresas. El capitalismo moderno debe encontrar un adecuado equilibrio entre una mejora real de la distribución del ingreso, y la preservación de la rentabilidad en un mercado altamente competitivo.

-¿Cuáles son las preocupaciones empresariales en el ámbito laboral?
– Los aumentos de salarios en la negociación convencional y la puja por mayores aumentos dentro de las empresas y los conflictos colectivos que generan son las preocupaciones mayores de las empresas, que tienen serias restricciones para trasladar a los precios sus mayores costos. Los costos distorsivos pruducen efectos de mediano y de largo plazo que pueden ser irreparables. No hay que dejarse seducir por el espejismo de la suba del volúmen de producción y de facturación si no se logra una rentabilidad razonable.

– ¿Qué pasó con la discusión sobre las ART y los seguros?
– El proyecto fue analizado por el Ministerio de Trabajo, fue remitido luego a la Secretaría General de la Presidencia de la Nación, y desde allí nada más ocurrió. La Corte Suprema sigue castigando con diversos fallos la vigencia de la Ley de Riesgos del Trabajo. Es un capítulo serio y de alto riesgo real para las empresas que merece un tratamiento urgente. El ex presidente Néstor Kirchner pidió que la nueva ley se elabore en línea con los mandatos impuestos por los fallos de la Corte Suprema.

– ¿Cómo incide todo esto en los altos índices de empleo en negro?
– El empleo en negro es un flagelo que afecta a todos los países del mundo. En Francia y en Alemania se concentra en extranjeros indocumentados. En España y en Italia es un deporte nacional perseguido con mucha energía por los controles del Estado. Los niveles de los países centrales oscilan en el 20%, y en ese rango se ubican los países citados y Estados Unidos. Nosotros estamos en el doble de eso, con más del 40%. Es un nivel intolerable. El Estado debe dar el ejemplo blanqueando las situaciones irregulares. La responsabili- dad alcanza al Estado nacional, al provincial y al municipal. Las empresas pequeñas deberían contar con un régimen especial de promoción de su incorporación al mercado formal. Para una Argentina competitiva y moderna, es imprescindible que el trabajo mejore en cantidad de oportunidades, en un sistema equitativo de salarios, y en la calidad del mismo a través del trabajo registrado.

– ¿Hay forma de terminar con este espiral contínuo de reclamos salariales?
– Con una economía basada en “inflación controlada”, que yo llamo de “inflación contenida”, los ajustes de salarios no pueden dejar de contemplar esta variable. De hecho, el trabajador en general está descontento, porque sus eventuales mejoras no se traducen en una mejora de su calidad de vida ni de su poder de compra, sino en una suerte de carrera entre precios y salarios. La estabilidad y la lucha contra la inflación es prioritaria para que los salarios también logren un punto de equilibrio. Al respecto, es fundamental desarrollar en cada región del país los proyectos, inversiones y actividades que resulten más competitivas. Los productos regionales deben acoplar el mayor valor agregado posible. Deben incrementarse las inversiones en infraestructura de carreteras, vías de comunicación aéres y terrestres, y fomentar con ello la actividad turística. El turismo es una actividad con mano de obra intensiva, que genera oportunidades de trabajo, y producen divisas por la interacción con el turismo internacional. Las economías que dependan del Estado nacional seguirán padeciendo una crisis tras otra, hasta que cada provincia no asuma que el crecimiento depende del potencial que poseen tanto en el plano de los recursos humanos, como también el los recursos naturales y en sus producciones autóctonas y locales.

Julián Arturo de Diego
Consultor laboral de empresas y de entidades empresarias; profesor titular de derecho del trabajo y seguridad social de las carreras de grado y de posgrado de la Facultad de Derecho y de la de Ciencias Económicas de la Universidad Católica Argentina

La derogación de los ticket y las modificaciones de la ley de jubilaciones. Impactos sobre la sociedad

ENTREVISTA
La derogación de los ticket y las modificaciones de la ley de jubilaciones. Impactos sobre la sociedad
Fuente: Radio America – Sin Saco y Sin Corbata
Autor: Julián Arturo de Diego
Fecha: 19-01-08
Julián Arturo de Diego

Julián De Diego, titular de De Diego & Asociados, dialogó con Andrés Sanguinetti y José Ignacio Fulugonio sobre los tickets canastas y su próxima eliminación en el Programa “sin saco sin corbata” de Radio America el Sabado al mediodía

 Julián de Diego, titular de De Diego & Asociados, dialogó con Andrés Sanguinetti y José Ignacio Fulugonio sobre los tickets canastas y su próxima eliminación.

Lo único claro que tiene la ley es la derogación del sistema. Las personas que contrate a partir de ahora no pueden recibir tickets.

El trabajador va a cobrar la misma suma en ticket que en pesos sin sufrir ninguna reducción.

El trabajador cobra lo mismo y al empleador le cuesta el doble.

En el mercado se habían producido muchas distorsiones. Algunas que eran verdaderas infracciones a la ley y otras eran interpretaciones muy amplias. Si el sistema se lo quería cuidar todas esas infracciones no se deberían haber experimentado. Por esas deformaciones y por la investigación de un caso de presunta corrupción, hasta que la justicia se tenga que expedir, no se computo la importancia que tiene el ticket para el trabajador. Del mismo modo que había ciertas actitudes abusivas que había que sancionar, para el caso de que los aumentos se dieran a través de los tickets, por Ej. Se termino castigando a todo el sistema. Y con el tiempo una prestación que estaba separada del salario y que tenia una función social importante se elimina.

El ticket de supermercado, ofreció siempre muchas discusiones,

Pero el ticket de almuerzo no ofrecía discusión alguna. Había cumplido una función social espectacular. Consistía en que el trabajador tenía un buen almuerzo en la interrupción del trabajo que había entre la mañna y la tarde

Desde el punto de vista impositivo se dice que esta derogado el 14%, si esto es así como es posible que esto se tenga que aplicar gradualmente? Esto lo tiene que aclarar la reglamentación.

Lo que implementa la ley es un sistema de eliminación de este beneficio social en un termino de aproximadamente dos años. El efecto que va a tener es que el beneficio se licua y se va a volver a la vianda y al sanguchito.

Estamos esperando que la reglamentación de la ley defina cuando va a comenzar a aplicarse. Se estima que puede ser a partir de enero o de febrero.

La reglamentación se ha demorado por las discusiones que rondan en la parte impositiva, laboral y social sobre cuales son las pautas a seguir.

El trabajo en negro perjudica al trabajador en cuanto a los servicios que recibe de las obras sociales

Crisis del sistema jubilatorio. Entre elegir entre el sistema de reparto y de las AFJP es salir de la sartén y caerse en el fuego. No es que son dos opciones que ofrecen distintos beneficios. Las dos opciones generan incertidumbre. Los dos sistemas han sido funestos.

Cada vez que modifican la ley, el Estado históricamente lo hace en perjuicio de los beneficiarios.

Los aportes y contribuciones son absolutamente desproporcionados, esta situación se agrava con el trabajo en negro. Porque los trabajadores en blanco soportan el peso de los trabajadores en negro.

El valor del salario real, la recuperación, y crecimiento del salario real es parte vital de la economía de la argentina.

La dignidad esta relacionada con el monto del salario

Es fundamental porque todo lo que se hace y se produce en la argentina es mercado interno.

Los empleadores que están pensando en el deterioro del salario como un mecanismo para salvar su situación están cometiendo un error gravísimo, porque con ese salario le van a comprar los bienes que producen y los servicios que ofrecen.

La consigna es hacer que las autoridades, sobre todo el poder ejecutivo mantenga una muy fuerte coherencia para que los salarios crezcan de forma real. Y esto mejora el mercado interno. Esto favorece a todos. Favorece a los trabajadores primero y favorece a los empleadores que van a vender mas

La reforma previsional es una contradicción y la derogación de los tickets es otra contradicción. No están en línea con estos objetivos.

La derogación de los ticket y las modificaciones de la ley de jubilaciones. Impactos sobre la sociedad

La derogación de los ticket y las modificaciones de la ley de jubilaciones. Impactos sobre la sociedad
Fuente: Radio America – Sin Saco y Sin Corbata
Autor: Julián Arturo de Diego
Fecha: 19-01-08


Julián Arturo de Diego
Julián De Diego, titular de De Diego & Asociados, dialogó con Andrés Sanguinetti y José Ignacio Fulugonio sobre los tickets canastas y su próxima eliminación en el Programa “sin saco sin corbata” de Radio America el Sabado al mediodía


Para escuchar la primera parte de la entrevista: haga click aqui

Para escuchar la segunda parte de la entrevia: haga click aqui

Julián de Diego, titular de De Diego & Asociados, dialogó con Andrés Sanguinetti y José Ignacio Fulugonio sobre los tickets canastas y su próxima eliminación.

Lo único claro que tiene la ley es la derogación del sistema. Las personas que contrate a partir de ahora no pueden recibir tickets.

El trabajador va a cobrar la misma suma en ticket que en pesos sin sufrir ninguna reducción.

El trabajador cobra lo mismo y al empleador le cuesta el doble.

En el mercado se habían producido muchas distorsiones. Algunas que eran verdaderas infracciones a la ley y otras eran interpretaciones muy amplias. Si el sistema se lo quería cuidar todas esas infracciones no se deberían haber experimentado. Por esas deformaciones y por la investigación de un caso de presunta corrupción, hasta que la justicia se tenga que expedir, no se computo la importancia que tiene el ticket para el trabajador. Del mismo modo que había ciertas actitudes abusivas que había que sancionar, para el caso de que los aumentos se dieran a través de los tickets, por Ej. Se termino castigando a todo el sistema. Y con el tiempo una prestación que estaba separada del salario y que tenia una función social importante se elimina.

El ticket de supermercado, ofreció siempre muchas discusiones,

Pero el ticket de almuerzo no ofrecía discusión alguna. Había cumplido una función social espectacular. Consistía en que el trabajador tenía un buen almuerzo en la interrupción del trabajo que había entre la mañna y la tarde

Desde el punto de vista impositivo se dice que esta derogado el 14%, si esto es así como es posible que esto se tenga que aplicar gradualmente? Esto lo tiene que aclarar la reglamentación.

Lo que implementa la ley es un sistema de eliminación de este beneficio social en un termino de aproximadamente dos años. El efecto que va a tener es que el beneficio se licua y se va a volver a la vianda y al sanguchito.

Estamos esperando que la reglamentación de la ley defina cuando va a comenzar a aplicarse. Se estima que puede ser a partir de enero o de febrero.

La reglamentación se ha demorado por las discusiones que rondan en la parte impositiva, laboral y social sobre cuales son las pautas a seguir.

El trabajo en negro perjudica al trabajador en cuanto a los servicios que recibe de las obras sociales

Crisis del sistema jubilatorio. Entre elegir entre el sistema de reparto y de las AFJP es salir de la sartén y caerse en el fuego. No es que son dos opciones que ofrecen distintos beneficios. Las dos opciones generan incertidumbre. Los dos sistemas han sido funestos.

Cada vez que modifican la ley, el Estado históricamente lo hace en perjuicio de los beneficiarios.

Los aportes y contribuciones son absolutamente desproporcionados, esta situación se agrava con el trabajo en negro. Porque los trabajadores en blanco soportan el peso de los trabajadores en negro.

El valor del salario real, la recuperación, y crecimiento del salario real es parte vital de la economía de la argentina.

La dignidad esta relacionada con el monto del salario

Es fundamental porque todo lo que se hace y se produce en la argentina es mercado interno.

Los empleadores que están pensando en el deterioro del salario como un mecanismo para salvar su situación están cometiendo un error gravísimo, porque con ese salario le van a comprar los bienes que producen y los servicios que ofrecen.

La consigna es hacer que las autoridades, sobre todo el poder ejecutivo mantenga una muy fuerte coherencia para que los salarios crezcan de forma real. Y esto mejora el mercado interno. Esto favorece a todos. Favorece a los trabajadores primero y favorece a los empleadores que van a vender mas

La reforma previsional es una contradicción y la derogación de los tickets es otra contradicción. No están en línea con estos objetivos.

Paritarias

Paritarias
Fuente: Radio America – RPM 14hs
Autor: Julián Arturo de Diego
Fecha: 13-01-08

Dr. Julián Arturo de Diego
– Los gremios piden un aumento del 25% y las empresas no pueden hacerse cargo, porque también hay que tener en cuenta que en el 2007 también hubo un aumente del 20% y esto no se trasladó a los precios finales.


Paritarias.

Julián A. de Diego hizo declaraciones esta tarde sobre el aumento de la conflictividad laboral en nuestro pais para este año.

– Los gremios piden un aumento del 25% y las empresas no pueden hacerse cargo, porque también hay que tener en cuenta que en el 2007 también hubo un aumente del 20% y esto no se trasladó a los precios finales. Así que para las empresas se les hace muy difícil afrontar los costos salariales. Es cuadro de situación es muy complejo, porque el trabajador tiene que cubrir sus necesidades primarias, que se elevan día a día.

– Creo que va a ser un año de altísima conflictividad. Además en este año se verá si el crecimiento sigue en aumento o entramos en una meseta.

Sin empresas creciendo. No hay empleo

Sin Empresas creciendo, No hay empleo
Fuente: Revista Fortuna – Informacion General
Autor: Julian Arturo de Diego (especialista en temas laborales)
Fecha: 12-01-08

Sin empresas creciendo con inversiones en tecnología, calidad y desarrollo, no hay empleo de calidad ni lucha eficiente contra la desocupación .


“Sin empresas creciendo con inversiones en tecnología, calidad y desarrollo, no hay empleo de calidad ni lucha eficiente contra la desocupación”.

Final para el experimento francés de trabajar menos

Final para el experimento francés de trabajar menos
Fuente: Ambito Financiero – Pág. 6
Autor: Julián A. De Diego (Especialista en temas laborales)
Fecha: 10-01-08

Cae el mito de la jornada reducida de 35 horas de Francia. Nicolas Sarkozi ha prometido su reformulación con horarios flexibles, lo que permitirá mejorar los ingresos en proporción a la mayor demanda de trabajo.


Final para el experimento francés de trabajar menos
Cae el mito de la jornada reducida de 35 horas de Francia. Nicolas Sarkozi ha prometido su reformulación con horarios flexibles, lo que permitirá mejorar los ingresos en proporción a la mayor demanda de trabajo.
En rigor, no se está hablando del tiempo de trabajo, sino de mejoras que se relacionen con la productividad y con la competitividad de las empresas. Sin empresas creciendo con inversiones en tecnología, calidad, marketing y desarrollo, no hay empleo de calidad y lucha eficiente contra la desocupación.

La experiencia de Francia en la reducción de la jornada fue promovida por Lionel Robert Jospin, y de hecho logró en 1997 alcanzar el cargo de primer ministro con la promovida reducción de 39 a 35 horas. Lo cierto es que los resultados fueron funestos. La rebaja de las horas de trabajo generó por vías directas o indirectas la reducción del salario en idéntica proporción. Este fenómeno se dio en forma explícita, con los trabajadores que se fueron incorporando al mercado, con ingresos cada vez más bajos, o con los contratos temporales, que redujeron el tiempo de vigencia de las contrataciones. Con ello se fue alterandola legislación como un medio de flexibilizar la mano de obra, y permitir cierta elasticidad en el manejo del empleo. El otro mecanismo fue el de la reducción indirecta del salario, ya sea con sistemas de retribución variable, que dependía de la productividad como por retaceos en los ajustes periódicos.

Además del impacto en los salarios, el perjuicio mayor lo sufrió el mercado con el crecimiento del desempleo. Curiosamente, la reducción de la jornada no mejoró la demanda de mano de obra, por el contrario contribuyó a que se fomentara el pluriempleo que a su vez provocó el crecimiento gradual del desempleo. En efecto, como los empleados padecieron de un modo u otro una rebaja del ingreso, comenzó a proliferar el pluriempleo, es decir, que el trabajador que contaba con un empleo estable era atraído hacia otro trabajo part-time. Con ambos salarios el ingreso no sólo recuperaba los valores originales, sino que con dos empleos lograba un ingreso mayor al original con la jornada de 39 horas. También creció alrededor de tres a cuatro puntos la informalidad, ya que una persona contratada conforme a la ley podía encubrir otro empleo informal. Con el primerotenía todos los beneficiosde la seguridad social, con el segundo mejoraba el ingreso neto. Los franceses extracontinentales y los inmigrantes legalizados fueron los primeros en sufrir los mayores daños en las condiciones de trabajo, la estabilidad y sobre todo en los salarios. Los nuevos puestos de trabajo y los indocumentados cayeron en ingresos en torno de los mil euros, que en Francia es un salario de hambre.

Pero la máxima calamidad no fueron la rebaja de salarios, el crecimiento del pluriempleo y de la informalidad, ni el aumento de la desocupación. Lo peor fue que las empresas y las organizaciones perdieron competitividad. En el país de Europa que cuenta con mayor cantidad de empleados públicos por habitante, y donde la administración pública es una verdadera maraña burocrática, las empresas comenzaron a perder ventas y luego rentabilidad, tanto en el mercado interno como en el externo.

En definitiva, salarios variables por productividad, aumento de la jornada horaria para recuperar competitividad, fuga de capitales y éxodo de inversiones detrás de la «ex Cortina de Hierro» han actuado en forma convergente para obligar a reformular el modelo laboral y de la seguridad social.

De las experiencias de países centrales como Francia deberíamos volver a los valores esenciales del crecimiento en materia laboral. Para que los salarios mejoren deben crecer la competitividad y la productividad. Para que la economía tenga crecimiento sustentable, deben generarse inversiones genuinas, y ello es sólo posible con reglas claras y sustentables, seguridad jurídica y la recuperación de la confianza en base al funcionamiento armónico del estado de derecho a través de sus instituciones.

Panorama laboral 2008

Fuente: Radio Blue – Programa Tipo Seis
Autor: Julián A. De Diego (Especialista en temas laborales)
Fecha: 07-01-08
<– Haga click aqui para escuchar el programa completo


Julián Arturo de Diego
Panorama Laboral 2008. El año pasado fue muy superior al 15%. Venimos con aumentos de sueldos en el 2007 sin traslado a precios, ese es un arrastre que coloca a las empresas en dificultades muy grandes.


El Dr. Julián Arturo de Diego fue entrevistado por Antonio Laje en su programa de esta mañana en Radio Blue, donde dió su opinión sobre la situación laboral de la actualidad de nuestro país y del panorama laboral que nos espera para este año.

Para escuchar la entrevista completa haga click aqui

Algunas declaraciones a continuación:

El año pasado fue muy superior al 15%. Venimos con aumentos de sueldos en el 2007 sin traslado a precios, ese es un arrastre que coloca a las empresas en dificultades muy grandes.

Otro aspecto es que nos olvidamos del pacto social del que se hablaba hace un mes. Se iban a reunir empresarios, gobiernos, sindicatos y hacer un acuerdo multilateral, y se desintegró antes de nacer.

Hoy el tema tabú es la inflación, es el tema que condiciona al dirigente sindical cuando comience la negociación colectiva.

Por otro lado los impactos que llegan al sector empresario cuando se dan estos aumentos.

Seguramente vamos a tener un comienzo de negociación complicado, todos van a llegar por medio de conflictos con los trabajadores.

Daba la sensación de que el pacto social actuaba como contenedor, una especie de colchón.

No se habla de pacto social y dentro de las negociaciones que se fueron dando en fin de año se habla de una negociación por semestre, eso es una evidencia de la inflación.

 Para escuchar el audio puede hacer click AQUI

Menos de 10% recibió bonus (será un derecho adquirido)

Menos de 10% recibió bonus (será un derecho adquirido)
Fuente: Ambito Financiero – Pág. 8
Autor: Julián A. De Diego (Especialista en temas laborales)
Fecha: 03-01-08

Finalmente la inflación dejó su estela de fin de año con algunos acuerdos firmados por distintas actividades con el fin de compensar la pérdida del valor de compra de los salarios durante 2007.


Tiempo de Lectura: 1′ 25”
Estas prestaciones, que generalmente son sumas de pago único que se liquidan en cuotas, generan un antecedente lo suficientemente consistente, como para que se repitan al año siguiente, siempre buscando un valor creciente. Es una suerte de bonus otorgado «a cambio de nada» y que se constituye de hecho en un derecho adquirido.

Sin embargo, la realidad informa que menos de 10% de los trabajadores convencionados recibieron este beneficio por medio de un acuerdo dentro del marco del convenio colectivo, y sólo 7% más tuvieron alguna mejora de beneficios ya existentes, generados por acuerdo de partes. De la población laboral 83% no recibió ningún beneficio adicional por fin de año fuera de los que ya se cobran en forma habitual.

En rigor de verdad, no se han producido cambios sustanciales respecto de lo ocurrido hacia fines de 2006, y la evolución experimentada por los salarios es la que surge de un proceso lógico de crecimiento en donde a cada uno le toca conforme a los resultados del año.

Compensación

En 2006 como ahora, se sintió la distancia entre los acuerdos convencionales firmados durante 2007 y la nueva etapa que comenzará seguramente en marzo de 2008. Analizando el curso de los acontecimientos, los salarios subieron durante esta última etapa -entre febrero y diciembre de 2007-alrededor de 23% – 26%, con pisos de 19% y techos de 31% o 32%. En general, todo giró en torno de la inflación real más tres o cuatro puntos de recuperación. Es correcto concluir entonces, que en lo que va de la caída de la convertibilidad (desde diciembre de 2001) los salarios crecieron más que la inflación oficial y también, en esta última etapa, más que la inflación real. Es igual de cierto que el incremento de volumen compensó en gran medida la pérdida de rentabilidad -originadafundamentalmente en los sistemas de controles de precios-y es igual de cierto que 2008 colocará a muchas empresas al límite de sus posibilidades si no se reconocen los efectos de los mayores costos -sobre todo laborales-experimentados en cada segmento de la cadena de valor.

En 2007 la situación fue distinta en tres aspectos:

a) las negociaciones salariales se estratificaron en por lo menos tres segmentos a saber, las cámaras y los gremios, la adecuación de los acuerdos generales a las empresas, y por último los reclamos de los delegados y las asambleas de los trabajadores de base;

b) la inflación fue superior a la esperada, y por ende, los aumentos salariales experimentados por actividad generaron insatisfacción en los asalariados en general, con una serie de eventos que ofrecieron contradicciones e inequidades, como por ejemplo las extensiones impositivas de los petroleros en la Patagonia;

c) si la economía crece, baja el desempleo y mejora la distribución del ingreso, de algún modo el «efecto crecimiento» lo deberían experimentar todos los sectores en general.

En definitiva, al promediar el primer trimestre de 2008 comenzarán las negociaciones de salarios, que pasarán primero por una pauta oficial en torno del mentado «pacto social», y que oscilará en 15 y 16%. Como lo afirman los dirigentes más importantes del sindicalismo, cada sector negociará conforme a sus posibilidades. Por ende, las empresas de capital intensivo que a la vez exportan parte de su producción tendrán mayores posibilidades que las de mano de obra intensiva que viven del mercado interno.

Ahora bien, qué es esperable en la futura negociación. Lo resumimos como sigue:

1. Existen muy pocas posibilidades de que se firme o suscriba un acuerdo salarial marco o pacto social con una pauta uniforme para todos los sectores;

2. Cada sector negociará su propio acuerdo conforme a las posibilidades que ofrezca la actividad, industria u oficio, en orden a la relevancia del costo laboral, la política de precios en la que esté inmersa, y las restricciones que ofrezca el mercado; y

3. Fijar sumas fijas en cuotas, pagos no remunerativos escalonados, aumentos sobre los básicos sin efectos sobre los adicionales, y los primeros acuerdos por productividad, son los parámetros bajo los cuales comenzarán las discusiones a partir del 1 de marzo. En síntesis nada ha cambiado, y el proceso de discusión de los salarios cada vez más dependerá de la rentabilidad y de la situación de cada uno de los sectores. En otras palabras, «el pacto social dónde está»?

Ley de tickets: datos para tener en cuenta

Ley de tickets: datos para tener en cuenta
Fuente: Ambito Financiero – Pág. 7
Autor: Julián A. De Diego (Especialista en temas laborales)
Fecha: 27-12-07


Julián A. de Diego
Fue promulgada y publicada la Ley 26.341 que deroga el tratamiento y carácter de beneficio social del ticket de almuerzo y de transporte, y el ticket alimentario o de compras (de supermercado).


Fue promulgada y publicada la Ley 26.341 que deroga el tratamiento y carácter de beneficio social del ticket de almuerzo y de transporte, y el ticket alimentario o de compras (de supermercado).
Lo hace en forma gradual (en diez bimestres calendario), y los va transformando en una suma de dinero en cuotas de 10% cada una. La ley rige desde el 2 de enero de 2008 conforme lo dispone el Código Civil, después de los ocho días siguientes al de su publicación.
Es importante destacar que la norma deroga dos incisos -el b) y el c) del art. 103 bis de la Ley de Contrato de Trabajo-, y que oportunamente fueran incorporados a dicho texto legal mediante la Ley 24.700.
También deroga -a partir del 2 de enero de 2008- el art. 4to. de la Ley 24.700 que fijaba una contribución de 14% sobre los vales alimentarios.
A partir de la fecha indicada, los empleadores que venían otorgando los vales o tickets citados deberán liquidar 90% en vales no remunerativos (sin cargas sociales ni 14% de contribución derogado, con Impuesto a las Ganancias), y transformarán en pesos la primera cuota de 10% (con cargas sociales y Ganancias). Este importe deberá incrementarse con el «grossing up» que resulte necesario para que el trabajador pueda cobrar el mismo valor neto que venía recibiendo en vales.

Esta operación se deberá realizar cada bimestre calendario. Por ende, en marzo, los vales se reducirán a 80% y el importe en pesos se elevará a 20% del valor pecuniario, más el «grossing up» que sea necesario para liquidar el mismo valor neto que el trabajador poseía cuando lo recibía en tickets.
La suma convertida en remunerativa tendrá todos los efectos previstos por la LCT, como por ejemplo, que será base de cálculo de las horas extras, las licencias, el sueldo anual complementario, las vacaciones, y de todos los adicionales que tomen como base de cómputo el salario del trabajador. Es obvio destacar que el valor y tipo de vales o tickets que sufrirán esta transformación son los que el empleador venía otorgando a sus trabajadores al 31 de diciembre de 2007, excluyendo los vales alimentarios de emergencia del decreto 815/2001 que no fueron contemplados por la norma. En otros términos, dichos vales caducan como beneficio social en la fecha indicada, de conformidad con el decreto 24/2007.

Duda
Cabe la duda de los derechos que pueda invocar el trabajador sobre el monto de $ 150 que oportunamente se incorporó al contrato individual de trabajo. Para los vales o tickets derogados, que hubieren sido otorgados por medio de convenios colectivos o en su caso, de acuerdos colectivos, podrán establecer un sistema de incorporación progresiva y escalonada inferior al plazo de diez bimestres calendario previstos en la ley para el régimen general. Las partes signatarias de los convenios colectivos también contarán con un plazo de un año, a partir de la vigencia de la ley, para disponer incrementos no remunerativos en los vales de almuerzo, tarjetas de transporte, vales alimentarios y canastas de alimentos, acuerdo que podrá convenirse en un lapso no mayor de seis meses.

Al finalizar el plazo de seis meses referido, dicho incremento adquirirá carácter remuneratorio conforme lo establece la norma legal. Nada se expresa sobre el ticket o vale alimentario del decreto de necesidad y urgencia 815/2001, cuyo monto asciende a $ 150 y que está restringido a los trabajadores que tengan un sueldo por todo concepto inferior a $ 1.500. Este vale vence el 31 de diciembre de 2007 -conforme la última prórroga- y alcanza a más de 300.000 beneficiarios. En rigor, un nuevo decreto de necesidad y urgencia podría disponer un cambio similar al propiciado por la Ley 26.341 para posibilitar que empleadores y trabajadores puedan contar con un sistema análogo de adecuación.

Feroz interna tras pacto de silencio

Feroz interna tras pacto de silencio
Fuente: Ambito Financiero – Pág. 13
Autor: Julián A. De Diego (Especialista en temas laborales)
Fecha: 18-12-07

Los aumentos pedidos por los sindicatos de fin de año , de qué forma contribuyen al futuro pacto social? Sumas fijas, pagos en cuotas, adicionales no remunerativos, complementos por inflación, son todos pretextos para subir el piso de la próxima convocatoria a paritarias dentro del pacto social.


Tiempo de Lectura: 3′ 15”

Tres excusas mueven a los dirigentes sindicales para fundamentar sus pedidos.
La primera, lisa y llanamente alude al curso de la inflación real y a la necesidad de recuperar lo adeudado hasta el 31 de diciembre. La otra, está dada por la heterogeneidad de las situaciones en función de cómo se desarrollaron o crecieron las distintas actividades, las exportaciones y la rentabilidad de las empresas. Y la tercera, es sencillamente la de liderar los reclamos formulados desde las bases o desde las comisiones internas de las empresas.
Este cuadro no es ajeno a la feroz interna intersindical que se desató una vez que los pactos de silencio o de paz caducaron con la elección presidencial del 28 de octubre. En un régimen personalista como el que ha vivido el país en los últimos sesenta años, por no referir a toda su historia, los gremios no tienen opción frente a la figura de Hugo Moyano, y seguramente recién en junio habrán de revisar nuevamente cómo ha quedado el mapa sindical después de todas las escaramuzas que viviremos en el primer semestre de 2008.

Distanciamiento
Por ende, declaraciones de preservación del valor real del ingreso, continuidad de la lucha por la distribución del mismo, y la negación a un acuerdo encorsetado, distancian a la CGT de cualquier salida razonable en el corto plazo.
Ahora bien, unos pocos ya obtuvieron algo. SMATA logró su «doble aguinaldo» mucho antes de que se desataran los últimos pedidos. Los demás esperaron para no generar nuevas expectativas en la puja electoral. Ahora, todos tienen apuro por lograr algo antes de fin de año, para partir de una base mejor.
¿Y el «pacto social», dónde puede quedar en las actuales circunstancias? Por lo pronto, para que exista un «gran acuerdo nacional» es importante que se construya un temario que resulte superador de meros acuerdos sectoriales de precios. Los salarios hoy no están sujetos a otras reglas que las generadas por la negociación colectiva.
Recordemos que durante el gobierno del ex presidente Kirchner se promovió la discusión de los convenios entre los empresarios y los sindicatos, discusión que estaba congelada desde comienzos de la década de los 90 por obra de las necesidades de la convertibilidad.
Hoy, los sindicatos no quieren resignar el poder recuperado en base a la disputa salarial, y la consigna es mantener dicho poder frente al empresariado y frente al mismo gobierno nacional. Es más, mejorar los salarios de los convenios es esencial para poder librar la batalla intersindical, ya que el atractivo de los conflictos de encuadramiento provienen fundamentalmente al arma mortal de los mejores ingresos.

Factores
Por ende, los gremios no sólo buscan mejorar las retribuciones para satisfacer a las bases, también observan con cuidado los salarios de otros convenios donde compiten por la representación de los trabajadores. Un ejemplo es la UOM con su Laudo 29 en la industria autopartista y los sueldos de los convenios de empresa de SMATA con las terminales automotrices. Otros factores conspiran contra el pacto social como los proyectos antiempresa del diputado Héctor Recalde en la Cámara baja, la reforma de los tickets aprobada en el Parlamento, y otros proyectos que tienen media sanción. Todos ellos minan los costos empresarios y cambian las reglas de juego. En otros términos, con los incrementos del costo laboral que operan en abanico, en especial los aumentos salariales convencionales, los incrementos de costos por vía de las reformas legales, y la caída de la productividad por efecto de la conflictividad sectorial, están hipotecando el pacto social. Para que exista un «gran acuerdo nacional» hay que crear canales de diálogo, basados en el objetivo común de la convergencia, con el fin de lograr que el crecimiento siga siendo sustentable, con mejoras de precios y salarios compatibles con dicho crecimiento. Es muy difícil llegar en forma colectiva a lograr los objetivos si los pasos intermedios que se dan resultan incompatibles con ellos. Como afirmaba Séneca: «Para un barco que no tiene destino, finalmente, todos los vientos son desfavorables».

Estudio Jurídico Líder en Asesoramiento Laboral Empresario y Atención de Conflictos Individuales y Colectivos

A %d blogueros les gusta esto: