“El 45 % de los trabajos actuales serán reemplazados con tecnología”

La especialista en derecho laboral y RRHH de UCA reflexiona sobre los cambios que se están produciendo en el mundo del trabajo y señala la importancia de convertise en emprendedor dentro y fuera de las compañias

Tal vez los padres de Rubén Doblas Gurdensen anhelaron alguna vez para su hijo un buen empleo de médico, abogado o maestro pizzero, pero seguramente jamás imaginaron que ese joven nacido en Málaga en 1990 (el mismo año de la creación de la World Wide Web) iba a convertirse en El Rubius, el youtuber español con más seguidores en el mundo y más millones en su cuenta bancaria.

El avance de la tecnología no sólo está cambiando la forma de trabajar, también está creando otras modos de ganarse la vida. De acuerdo con una investigación de la consultora McKinsey, el 45% de los empleos actuales será reemplazado con tecnología que ya existe. Asimismo estudios de otra importante consultora de trabajo QuestionPro y Survey Analytics, destaca que si un empleado es feliz produce un 35 % más, vende un 38 % más y es 3 veces más creativo. Tanto el uso de la tecnología como la necesidad de ser feliz apuntan directamente a las habilidades y deseos de que quienes en 2020 ocuparán el 45 % de los empleos: los millenials o generación Y, que son los nacidos desde la década del 80 hasta mediados o fines de los ´90.

Natalia de Diego es abogada, especialista en Derecho del Trabajo y Coordinadora del Posgrado en Conducción de Recursos Humanos de la UCA. Asegura que la transformación del trabajo es inevitable pero que surgirán nuevas formas de empleo para las que debemos estar preparados. En diálogo con Infobae, además plantea que las compañías están viviendo una “cuarta revolución industrial” basada en la tecnología y el conocimiento y que los emprendedores serán fundamentales en el cambio.

—En la segunda mitad del siglo XVIII la Revolución Industrial modificó muchas formas de trabajo hasta entonces conocidas. ¿Asistimos hoy a una nueva revolución?
—En las compañías se está hablando de una cuarta revolución que viene de la mano de la tecnología y del conocimiento. Estamos viviendo la era de la disrupción digital. Se dice que el 50 por ciento de los puestos que conocemos van a desaparecer y que serán reemplazadas por la automatización, la robótica y la digitalización. Por eso uno de los grandes desafíos de los gerentes de Recursos Humanos es adaptarse a estas nuevas formas y descubrir qué habilidades deben tener los trabajadores.

—¿Cuáles son los trabajos que van a persistir en el tiempo?
—Van a seguir existiendo todos los que requieran un trato personalizado y que la robótica no pueda reemplazar, como la inteligencia emocional, la empatía y la sociabilidad. Un robot puede hacer una tarea repetitiva y estandarizada pero todo lo que precise de un análisis artesanal, sofisticado, o de un saber específico va a seguir necesitando del hombre.

—¿Cuáles serán las profesiones del futuro?
—Muchas de ellas ya están entre nosotros. Las estamos viendo crecer y desarrollarse: el coach, el negociador, el community manager (quien maneja el marketing de una persona o una empresa en redes sociales) y también los gerentes de transformación y gerentes de felicidad. Estos últimos son puestos que figuran en los organigramas de algunas grandes compañías. Se crearon para poner en marcha experiencias valiosas en los equipos y para garantizar la satisfacción del empleado.

—¿Cuáles son los perfiles que se van a buscar más?
—Dicen que para el 2020 vamos a tener un 45 por ciento de millenials en las organizaciones. Nacidos en la década del 80, son nativos digitales que acceden como mucha facilidad y rapidez a la información. Tenemos todavía cinco generaciones conviviendo en las organizaciones y a veces los vínculos no son sencillos. Cuando indagamos a los líderes sobre cómo trabajan los más jóvenes refieren que viven en el mundo del Facebook y del Instagram, que tienen poca paciencia y que carecen de resistencia a la adversidad y al estrés. Por eso la nueva tendencia de liderazgo es darles pequeños desafíos para fomentar la cultura del esfuerzo o del sobreesfuerzo. De todas maneras las nuevas generaciones impusieron muchos cambios en las formas de liderazgo. Los nuevos profesionales ya no esperan que el jefe o la compañía les indiquen los próximos pasos de su carrera. Cada uno va gestionando su propia trayectoria. Cada uno es su propio CEO. No hay fronteras entre países o sea que podes estar trabajando con personas alrededor del mundo. Hay mucho home office y más flexibilidad. Ahora las empresas trabajan a puertas abiertas, los millenials quieren estar en contacto con los líderes, disfrutar del trabajo, divertirse y hacer amigos. Y está comprobado que si los empleados son felices son más productivos y creativos.

—¿Cómo puede evaluar un jefe el compromiso de los nuevos trabajadores?
—Los sistemas de evaluación de desempeño están cambiando en las empresas, antes la persona fijaba sus objetivos con su jefe de común acuerdo y estos se evaluaban a fin de año. El desempeño dependía de los resultados de la compañía. Hoy el sistema de evaluación de desempeño se reemplazó por un feedback permanente. Una de las últimas encuestas de Gallup se llama Q12 y se está aplicando para evaluar el engagment o compromiso en las nuevas generaciones. Si el jefe los reconoce y les da oportunidades de crecimiento, de logros, de exposición frente a los que deciden esa persona está más comprometida. Las nuevas generaciones de trabajadores necesitan que el reconocimiento sea inmediato.

—¿Qué herramientas tiene que tener una persona para no quedar afuera del mercado laboral?
—Quien logre dominar su profesión y conectarla con las herramientas tecnológicas es quien puede sacar lo mejor en el futuro. El manejo de Big Data, de Analytics (cruzar grandes cantidad de datos, usando la tecnología para la investigación y la toma de decisiones) es imprescindible para potenciar las cualidades profesionales, como así también saber hacer marketing a través de redes sociales y crear una marca personal. Algunas empresas, incluso ya piden curriculums telepresence donde se puede ver al postulante en un video online y ponerse en contacto con él.

—¿Cómo te imaginas el mercado de trabajo dentro de 10 años?
—Una de las grandes tendencias que estamos vislumbrando son los entrepreneurs y los intrepreneurs, emprendedores fuera o dentro de una compañía. Pero también se viene otra forma de modelo de negocios (aplicada en algunas empresas con mayor o menor éxito) que es la Holocracia, o sea equipos que son autosuficientes y resuelven sus propios problemas sin tener un jefe que esté por encima de ellos. Esto hace que las organizaciones sean mucho más flexibles y que den respuestas ágiles y rápidas a la demanda de los clientes.

Link video de la nota

index

Estudio de grabación de APERTURA con la periodista Cataliana de Elia