El motor oculto de la excelencia: crisis, transformación y talento – Diario Los Andes

Cómo potenciar la innovación y la creatividad fueron los emblemas en todas las ponencias del Summit de Gestión de Talento.

Edición impresa
Lunes 08 de octubre de 2018
La buena crisis nos invita a tener una mayor capacidad para pensar, nos lleva a lugares que no iríamos, crisálida, transformación. La tecnología está afectando a los mercados de todo el mundo.

La variable fundamental de cambio, el estado de ánimo que nos permite afrontar continuamente la adversidad es encontrar el sentido a lo que hacemos.

El futuro pasará por reinventarnos formativamente, con talento de verdad y cultura ética.

Lo importante es la realización de nuestros deseos o lo que nuestros deseos hacen para que nos desarrollemos. El verdadero regalo es develar a otros sus talentos y acompañar en el camino de crecimiento.

Los desafíos para la educación y el mundo del trabajo
El circuito social y emocional del cerebro de un niño aprende del contacto y la conversación con las personas que se encuentra a lo largo del día, las interacciones modelan el circuito cerebral.

Cuantas menos sean las horas que comparte con otros y más dedica a la pantalla digital, los déficits serán previsibles.

Toda esa dedicación a los dispositivos digitales implica una merma en el tiempo compartido con otras personas, que es nuestro modo de aprende el lenguaje no verbal.

Cómo decodificar una actitud cara a cara, las habilidades cognitivas y sociales
Resaltamos la responsabilidad sobre las nuevas generaciones, los grandes desafíos para generar equipos de alto rendimiento en las compañías pasarán por sortear las dificultades en las que están inmersas las nuevas generaciones: no saben construir relaciones profundas y no tienen mecanismos para lidiar con el stress.

Los ponemos en ambientes colaborativos donde no les ayudan a construir la confianza.
La construcción de relaciones profundas, la autoestima, el amor por la vida, la alegría, implican procesos lentos, con paciencia, habilidad de escucha, empatía, inteligencia emocional, y la confianza se construye con pequeñas interacciones dando seguridad, forjando valores.

La habilidad para serenarse, disposición al aprendizaje, atención selectiva y dirigida, conciencia ampliada, la concentración enfocada, la resolución de conflictos, pensamiento estratégico, la forma de resolver los problemas.

Nuestra capacidad de atención determina nuestro desempeño
Nuestra capacidad de atención determina nuestro desempeño. El autóconocimiento, que promueve la autogestión, la empatía como habilidad para conectar con el otro y establecer relaciones, son los cimientos de la inteligencia emocional.

David Deming, profesor de Educación en Harvard y Economía sostiene que las habilidades como negociación y compartir conocimientos serán cruciales.

El 79% de los niños que hoy ingresan a la Educación primaria trabajarán en empleos que hoy no existen y en el 2020 los cambios que nos preocupan se acelerarán aún más.

Las escuelas del futuro requerirán un diagnóstico integral, la digitalización del aprendizaje y la apuesta a la ingeniería robótica como clave del desarrollo.

El mayor lingüista del siglo XX, Noam Chomsky realizó su carrera y sus mayores aportes a la disciplina del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts, precisamente por que las autoridades de esa universidad sabían que no se puede desarrollar Inteligencia artificial sin investigación de punta en el Area del lenguaje. ‘Si quieren Robots, primero necesitamos lingüistas y Filólogos’.

La marca más grande será la de la humildad. Jim Collins habla del poder de los valores, y el propósito. Para salvar a una empresa y a su cultura, las que logran dar la vuelta, tienen una razón para soportar la lucha, un propósito firme arraigado a sus valores y un líder que en medio de la adversidad tiene el poder para transformar.

Hay un ingrediente clave que permite a una empresa alcanzar la excelencia, es el líder de Nivel 5, un ejecutivo con genuina humildad personal e intensa voluntad profesional, al producirse un momento crítico en la transición, o en los procesos de transformación así sostuvo Jim Collins experto en management en empresas de alto desempeño.

Semejante decisión requiere enorme confianza en los propios valores: que es lo que otorga a una persona una brújula interior tan firme, una estrella polar que guía a través de la vida siguiendo el dictado de sus valores y sus objetivos.

La confianza será la base de las organizaciones para construir equipos de alto rendimiento.

Por Natalia G. de Diego.
Especialista en derecho laboral y Coordinadora del Posgrado en Conducción de RR. HH. Escuela de Negocios de la U.C.A.